Marco Fabian Flores, del Ciudad de Oviedo – Tartiere Auto, se llevó la victoria en un apretado sprint

diptico_galicia_10
Se disputó el XXXVII Gran Premio Cidade de Vigo, segunda etapa del Díptico Ciclista de Galicia en su séptima edición, para las categorías Élite y Sub23, de 106 Kilómetros y en el que tomaron parte 104 corredores.
Hasta allí se desplazó el equipo del Ciudad de Oviedo – Tartiere Auto, donde tuvo una magnífica actuación, llevándose la victoria de la mano del corredor argentino Marco Fabian Flores, batiendo in extremis en el sprint, al colombiano, William Aranzazu, del Azysa. En el inicio de la etapa, en la primera vuelta que se daba al circuito, se formó una escapada compuesta por seis corredores, que se mantuvo casi hasta el final de la carrera, consiguiendo una ventaja máxima de 2 minutos y 46 segundos, siendo neutralizada a pocos kilómetros de meta ya en la última vuelta, ante la insistencia de los fugados. Buena parte de la culpa de esta neutralización fue de los equipos del Extremadura Spiuk y del Ciudad de Oviedo- Tartiere Auto. El fuerte ritmo impuesto en los últimos kilómetros y la ligera pendiente de la llegada, hicieron que el pelotón se rompiera en varios grupos pequeños, siendo uno de unos 16 corredores, los que intentaron lanzar el sprint final de la mano de Salgueiro, del Extremadura Spiuk, trabajo del cual se aprovecharon Flores y Aaranzazu para llevarse la victoria en un apretado sprint el argentino, Marco Fabian Flores, del Ciudad de Oviedo, haciendo segundo el colombiano del Azysa, William Aranzazu. Tercero fue, Rafael Rodríguez, del Supermercados Froiz y cuarto quien empezó a lanzar el sprint, Enrique Salgueiro del Extremadura Spiuk, quien finalmente se llevó la general del Díptico, tras haber ganado el día anterior en la primera etapa, el VII Gran Premio Vilas de Pontevedra.