El corredor sub 23 Mario Junquera del Team Kuota – Construcciones Paulino se proclamó este fin de semana campeón de Asturias absoluto, por delante de los corredores élite.

La 67ª edición del Memorial Luis Sánchez Huergo celebrado en Mareo, convocó a los mejores corredores de la categoría élite y sub 23 del Norte de España para buscar un lugar en la historia de una de las más prestigiosas y antiguas pruebas del calendario nacional.  La carrera daba 6 vueltas a un circuito con salida en Mareo y paso por los siguientes puntos:

La Madera – Los Pinos – Ruedes – Fontaciera – Pinzales – Porcello – Polígono Industrial Roces  y regreso a Mareo, completando un total de 120 kilómetros.

Roberto Méndez, del equipo Diputación de León, fue el vencedor absoluto de la prueba, con un tiempo de 3:12:55. El segundo clasificado fue Asier Estévez, del Aluminios Cortizo, que entró a dos segundos del vencedor, y el tercero Willien Smith, del Rías Baixas, que lo hizo a 20 segundos. La cuarta plaza fue para Fabián Flores, del Ciudad de Oviedo Tartiere Auto.

Mario Junquera (Team Kuota – Construcciones Paulino), llegó a la pancarta de meta en la novena posición a 26 segundos del vencedor, alcanzando de este modo la proeza de vestirse con el maillot de campeón de Asturias.  En el pódium le acompañaron Iván Treceño (Ciudad de Oviedo-Tartiere Auto) y Alejandro Iglesias (Gomur Liébana) que fueron segundo y tercero respectivamente en la clasificación para la puntuación asturiana.

Para Mario Junquera es un orgullo inscribir su nombre en “una prueba tan prestigiosa, cuando lo piensas en frío dices: un poco de historia estoy haciendo porque es una de las carreras más antiguas del calendario nacional” apunta el campeón asturiano que llegaba a Mareo con muchas ganas de triunfar “me indicaron que en las primeras vueltas corriera con calma, que dejara hacer las primeras vueltas a equipos rivales, que mostraran cartas y yo ir un poco reservado, pero mi estilo de correr es mostrarme desde el principio, así que en la primera ascensión a La Madera ya me puse en posiciones cabeceras del pelotón, incluso ataqué y me fui en solitario, sin que me dejaran marchar… estaba muy vigilado. Las siguientes vueltas fueron más controladas. Para el final de la prueba la carrera se volvió más loca. Al final de la bajada, después de subir Ruedes, se cortaba el pelotón, había equipos que les interesaba tirar para adelante y por detrás había corredores con ganas de reenganchar” comentaba el gijonés que al final estuvo con los mejores “en la última vuelta el Rías Baixas puso a todos sus corredores en la parte delantera para hacer la selección de la carrera, pero yo tenía fuerzas para aguantar arriba, y pude estar hasta los últimos metros de carrera con los mejores de la competición” afirmaba el corredor gijonés que aun siendo sub 23, se proclamó campeón absoluto del Principado.