El trabajo de cantera en el ciclismo del Principado de Asturias se vio reflejado en los resultados registrados este fin de semana en el Campeonato de Asturias de Cronoescalada que tuvo lugar en La Nueva (Langreo); todos los corredores que subieron al pódium en categoría élite contaban con menos de 20 años, un dato que deja bien a las claras lo fuerte que vienen pisando desde abajo.

Organizado por el Ayuntamiento de Langreo y la Federación de Ciclismo del Principado de Asturias, 90 corredores de categorías: Cadetes, Élite, Juniors y Sub 23 luchaban por el reinado en Asturias en la disciplina de lucha contra el crono en un recorrido muy exigente de 6 kilómetros 600 metros con una selectiva subida de constante evolución.

En cadetes el duelo entre Pablo Uría de MMR y Alberto Pidal del Team Bike Cabranes fue para el primero con un tiempo de 22′ 24″, completando el pódium en esta categoría Ramón Fernández del MMR.

Mientras tanto en Junior, Pelayo Sánchez del MMR completó con solvencia los más de 6 kilómetros de subida realizando una auténtica exhibición que hizo temblar el cronómetro con un tiempo de 20′ 43″. Sinué Fernández del Ciudad de Oviedo y Pelayo Monasterio de Gijón Las Mestas subieron al segundo y tercer cajón del pódium respectivamente sin poder aguarle la fiesta al corredor de la academia de Samuel Sánchez.

El momento más esperado, por la expectación que siempre levanta la figura de Eduardo Pérez Landaluce, llegaba con el turno de la categoría élite, donde no hubo lugar a las sorpresas y el corredor de la Fundación Euskadi impuso su ley con el mejor crono de la jornada, 20′ 21″ .Esta vez sin la pancarta de ánimo de la Peña Dani Navarro (se encontraban en la concentración en los túneles de Morcín para pedir respeto en la carretera para el ciclista), el ovetense se lo tomó con una prueba para medir sus fuerzas y las piernas le respondieron perfectamente “Siempre las cronos en esta zona son muy duras porque vas a tope, y además, en un puerto muy exigente con 20 minutos aproximadamente sin parar. La carrera, se hace agónica; lo normal en las cronos, pero en lo personal muy contento porque gané y mejoré el tiempo del año pasado” comentaba un Eduardo Pérez – Landaluce satisfecho por haber conseguido el mejor tiempo con menos de 20 años de edad “debido a que tengo un año más, considero normal haber mejorado el crono del año pasado, pero estoy muy contento por los datos obtenidos. Estoy realmente contento por haber vencido en casa y vestirme el maillot de campeón de Asturias”. El reciente vencedor hace una semana en los Campeonatos de Asturias de Contrarreloj Individual, también celebrados en Langreo, reconoció que le está saliendo bien su planificación “al comprobar que consigues el mejor tiempo de todas las categorías, te sientes muy bien porque significa que todo el trabajo que haces y todo lo que te sacrificas, al final, se ve reflejado en forma de éxito”. También quiso hablar sobre su estrategia en la subida “yo lo tenía muy claro, sobre todo lo que quería era probarme; sacar datos y realizar un test en una subida importante para comprobar mi estado de forma, fui a tope desde abajo, sabiendo regular para acabar la crono con fuerza, creo que supe regular y acabar a tope” argumentaba Eduardo antes de mostrar su agradecimiento a la organización de la prueba “aprovecho para felicitar a la organización, porque nunca es fácil organizar este tipo de carreras. Este año ha sido un gran recorrido. Agradecer a la organización por facilitarnos tanto las cosas”. A solo 19 segundos de Pérez – Landaluce, finalizaba Francisco Javier Martínez, de Candamo, corredor del Lankidego – Enkartaciones ,mientras que Bernardo Entrialgo del Gomur (corredor formado en la Escuela de Gijón – Las Mestas), ocupaba la tercera posición.