Ante la situación creada en la modalidad de descenso, categoría infantil, entre Guillermo Tocino y Pelayo Álvarez, la Federación de Ciclismo, quiere puntualizar lo siguiente:

Después de disputado el calendario de descenso, se dieron los siguientes resultados:

18 de Marzo, La Degollada
1º Pelayo Álvarez – 20 puntos
Guillermo Tocino no participa (o no se clasifica) según el acta

14 de Mayo,  Deva
1º Guillermo Tocino – 20 puntos
3º Pelayo Álvarez  –  12 puntos

27 Mayo,  Presno
1º Guillermo Tocino – 20 puntos
3º Pelayo Álvarez  –  12 puntos

25 Junio,  Salas
1º Guillermo Tocino – 20 puntos
2º Pelayo Álvarez  –  15 puntos

3 Septiembre, Pajares
1º Guillermo Tocino – 20 puntos
3º Pelayo Álvarez  –  15 puntos

Sumando los puntos de estas carreras vemos que Guillermo Tocino, tiene un total de 80 puntos y  Pelayo Álvarez suma 71 puntos.

La ultima carrera 18 de noviembre en La Degollada, se celebró 13 días antes de la Gala, las clasificaciones deben de estar expuestas al menos 15 días hábiles, pues hay que dar tiempo para las reclamaciones y posterior grabado de los trofeos, por lo que esta última carrera no entra para definir al mejor de la temporada.

En una de las redes sociales, se trata a la Federación, de sinvergüenzas, hijos de p…, no se si los que escriben esto, saben de lo que hablan, se puede entender a unos padres, cabreados, porque como todos creen que su hijo es el mejor, pero la gente que no creo que sea ni familia… le diría a todos ellos que antes de hablar, y difamar, hay una normativa que hay que leer, que hay unas normas y unos tiempos que hay que cumplir para todo, y esta normativa esta publicada antes de empezar la temporada, incluso las reclamaciones tienen que hacerse por el conducto ordinario, es decir, a través del club.

Se habla de que se juega con la ilusión los niños, y ¿como se llama acosar a un niño hasta el punto de que renuncie a recoger un trofeo que para la federación ha ganado en toda regla?, porque eso es lo que está pasando, se le ha puesto a casi todos los compañeros de descenso en contra, y teme ir a recoger el trofeo, todo por una serie de personas, que gracias a las redes sociales pueden hablar de lo que quieran, la mayoría de las veces con desconocimiento de lo que dicen.

Al final, seguro que los niños son amigos, se juntarán y jugarán juntos, lástima que los mayores destruyamos todo esto.